Lo vemos en infinidad de lados, el marketing audiovisual se posiciona como referente en todos los sectores de negocios online. La razón por la que continuamente las empresas necesitan contar con videos de muchos tipos, sobre todo corporativos, como los que ofrecemos en nuestra productora.

Un producto institucional es un elemento de probado valor en la estrategia comunicacional de una marca o Pyme. Un irremplazable que colabora en transmitir las virtudes y la esencia de esta, reforzando su vínculo y atrayendo clientes. Verdadero reflejo de la personalidad, los valores y el profesionalismo, que sí o sí destaca.

Su gran auge tiene que ver con que los videos institucionales dejan informar de una manera más cercana y transparente la data de un producto, marca, evento o negocio en escasos minutos, de manera contundente y profesional, algo que ningún otro logra.

Hoy en día representa un diferencial sustancial frente a la competencia, en un universo empresarial en línea plagado de contenidos que demanda mayor autenticidad, creatividad y distinción.

La importancia de la calidad y el resumen en esta pieza institucional

Para alcanzarlo, el video corporativo es vital, pero no uno de apuro. La decisión y necesidad de tener uno implica algunas veces que las empresas o Pymes caigan en el error de apurar las cosas y obtengan así un resultado de poca calidad en perjuicio de su negocio, ya que no llegan a comprimir en el formato todo el potencial de este. Sumado a que muchas veces la pieza lograda contiene información poco importante o de escaso entendimiento que lógicamente, condiciona los resultados esperados.

Para que no suceda, el trabajo de una agencia audiovisual experta en la temática es clave. Un antes y un después que pone en valor el prestigio de tu negocio mediante la planificación al detalle, el desarrollo creativo, un guion conocedor a fondo de lo que se desea comunicar, y un manejo técnico y tecnológico a la altura.

Qué tener presente al pensar en cómo hacer un video corporativo y contratar la realización del mejor para tu negocio (productora-cliente):

– El mensaje: tu Pyme o empresa debe ser extraordinariamente clara al comunicar. Una productora como GOU es quien mejor puede colaborar codo a codo a establecerlo, para que sepas al detalle qué decir y a quienes.

– La manera: en el audiovisual corporativo hay más de un estilo: con fotos de tu negocio y su personal, animación en motion graphics, testimonios, promocionales, por medio de actores, en off, y otros. Se elegirá uno u otro según cuál sea el mensaje, la impronta del lugar o el servicio y el presupuesto con el que se cuente. A modo de ejemplo; si quisieras comunicar cómo funciona un blog o web, aconsejamos el video animado. Si se trata de mostrar el agrado de tus clientes con un producto, un testimonial es ideal.

– La preproducción: una de nuestras partes favoritas, que, de la mano de una excelente labor de los puntos anteriores, ya lleva buenos pasos avanzados. Así, achicás imponderables posibles en el rodaje. A partir de acá, se elabora el guión, se crea el plan de ruedo para elegir sitio, día y hora, y quienes estarán presentes, de actores al cliente.

– Charla con el cliente: la manera óptima de asegurar un trabajo bien realizado que deje a ambas partes a gusto es acompañando a nuestros clientes en cada etapa de la filmación: pre, rodaje y post. Nuestro equipo se involucra de punta a punta en el proceso para obtener el resultado más idóneo.

– La imagen: iluminación, planos fijos o en movimiento perfectos, escenas sublimes valiéndose de las mejores herramientas de nuestros partners. Un experto en fotografía es el mayor beneficio posible para lograr una tarea única que no desperdicie tiempo ni dinero.

– Duración: el tiempo empleado para dar vida a un video institucional no puede superar los 30 a 120 segundos. Hacerlo más largo no es efectivo e impide la correcta llegada del mensaje.

– Voz en off: para contar el texto es preciso recurrir a un profesional de la palabra, como un locutor o actor.

– Sonido: será necesario elegir en equipo cuál música se adapta más a las imágenes, ritmo y guion. Nuestros realizadores te ayudarán a establecer esta herramienta para no perder atención y armonizar el todo.

– La postproducción: sobre el final del proyecto, toca optar por los mejores planos grabados, establecer secuencias y retocar lo necesario, de contraste a fotos, filtros y audio.

Como vamos viendo, el deber como empresa no pasa solo por la contratación del equipo audiovisual para realizar el video corporativo, supone también adentrarse en cada paso de este e involucrarse en todo el proyecto para llegar a dar con un producto que describa y transmita verdaderamente el corazón de este y lo que se desea comunicar. De esta manera, es vital planificar en bloque con los realizadores.

Elevar la oportunidad de venta y situarse en la mente del consumidor que lo viralizará y posicionará. Una oportunidad muy amplia de mostrarle a tu audiencia lo que sos como empresa, el esfuerzo que supuso alcanzar un estatus y el valor de tu plantilla.

Si lo ves a primera vista como nosotros, ya sabés cómo podés mejorar el tuyo con este formato y en buena parte, vas adelantando trabajo desde lo mental. Ahora, es momento de llevarlo a la práctica comunicando persuasivamente las virtudes de tu negocio a quienes están esperando escucharte y verte en web, blog y redes, los escenarios ideales difundirlo directo, llegar a tu audiencia sin intermediarios y atrapar su atención mientras sumás autoridad en tu rubro.

Date a conocer innovando y con la máxima calidad, en GOU te ayudamos a destacar, influenciar las decisiones de compra y sumar excelencia con tu video corporativo.

BUSCÁS UN VIDEO QUE REPRESENTE TU MARCA Y PRODUCTO?

En gou! te podemos ayudar!